El viernes 29 de septiembre cuatro escuelas del sudoeste de Rosario se encontraron para juagar al ajedrez en la Escuela 1257 Ara General Belgrano de barrio Las Flores.

 

Viernes de lluvia, barro, viento y frío. Clima que puede suspender recitales, maratones, partidos de fútbol, actos políticos y espectáculos de distinto tipo, pero que no detiene a los ajedrecistas. Hasta se escucha, frecuentemente decir, en las salas de juego: “buen clima para jugar al ajedrez” Esta vez se juntaron cuatro escuelas del sudoeste de la ciudad: la 560, la 799, la 756 y 1257. Entre ellas dos del barrio Las Flores, La escuela 756 José M. Serrano y la anfitriona, la 1257 Ara General Belgrano. Y pese al día, porque no es sólo jugar en un espacio cerrado inmune al frío y la lluvia, sino que hay que llegar, había más de 50 chicos de cuartos y quintos grados jugando. Profes de las cuatro escuelas más docentes acompañaron a los chicos y su entusiasmo.

 

Eso es lo que vimos, en la hora y media que estuvimos recorriendo los salones y hablando con los protagonistas: los chicos, las docentes, los profes de ajedrez y el coordinador del torneo y de los talleres de ajedrez de la municipalidad, vimos, decíamos, mucho entusiasmo. Alegría, podemos decir también. Felicidad de estar dónde se está. Todos jugaban. Hemos visto algunas partidas, y los chicos, qu

e cabe destacar, mezclados, con muchas chicas, ganaban, entablaban, perdían, y seguían jugando. Y qué mejor que jugar. Jugar al ajedrez. juego-ciencia entendemos que le llaman porque fomenta los aspectos intelectuales y, por lo que vimos, otros aspectos, los recreativos, en este caso de chicos de distintos barrios de la ciudad, que brinda siempre un buen marco para la socialización y para la incorporación de pautas y respeto de normas. Uf, cuantos beneficios los de este juego. Prometemos seguir investigándolo y charlando con los que saben.

 

 

Por eso les hicimos algunas preguntas a algunas de las docentes que tienen el ajedrez como materia en sus grados, a Rodrigo Azziani, director del torneo y coordinador de los talleres de ajedrez de la municipalidad de rosario, y algunas impresiones de los propios niños, protagonistas indiscutidos de la jornada, y destinatarios de, por lo que vemos y nos dicen, un juego, que es más que un juego. Nos vinimos antes de que termine la jornada, después de la tercera ronda de un torneo con 8 equipos de 5 participantes cada uno, así que aquí no esperen tabla de posiciones, sí una opinión, nuestra, propia, con nuestras palabras, acerca de esta actividad y del barrio: que haya tantos chicos y chicas de varias escuelas participando de un encuentro en un día “tan feo” como el de hoy para jugar, así como los vimos, con alegría y felicidad, es de esas cosas que pasan también en el barrio, de las lindas, de las que se tienen que seguir repitiendo.

 

 

Fuente: Hernan Audo Gianotti - Hacete la película